La Cajonera

GLUTEN: ¿DIETA DE MODA O INTOLERANCIA? 

Unos padres restringen alimentos por seguir una tendencia, otros lo hacen por la salud de 

sus hijos. 

Desde hace algunos años, en países como Colombia se viene hablando de la intolerancia o alergia al gluten, mucho más, cuando figuras de la farándula internacional, cantantes, deportistas y políticos han expresado su afinidad con la tendencia gluten free (sin gluten), al punto de hacer que sus hijos asuman también esta dieta, que restringe el consumo de algunos cereales y sus derivados. 

Pero, ¿qué es el gluten y por qué se habla de personas, incluidos niños, con intolerancia o alérgicos a esa sustancia? Lo primero es aclarar que el gluten está presente en alimentos como cereales (trigo, cebada, centeno y avena); en pastas, embutidos, quesos, malteadas, frutos secos, golosinas y muchos derivados y mezclas. 

Como lo explica la nutricionista Alicia Cleves, el gluten es una “glucoproteína, compuesta de gliadina y glutenina, que se encuentra normalmente en los cereales”, la cual puede 

generar, en ciertas personas, una reacción alérgica temporal o una anomalía mucho más compleja y permanente. 

Por su parte, Adriana Amaya Camargo, nutricionista dietista de Colpatria Medicina Prepagada, añade que, “esta es una reacción del sistema inmunológico a la gliadina, que afecta a personas con predisposición genética heredada”. 

Ahora bien, ¿cómo se reconoce si existe una alergia o intolerancia alimentaria relacionada con gluten? En el caso de ser alérgico, esto se manifiesta claramente con síntomas como dolor de estómago, irritabilidad, llanto frecuente y fatiga, pero resultan ser síntomas que al detectar su origen, es decir, conocer cuál o cuáles son los alimentos que pueden estar originando la alergia, se retiran de la dieta y la persona mejora. 

La intolerancia, por su parte, se presenta con síntomas más leves, incluso hay personas que son asintomáticas totales: cólicos esporádicos y cambios en su deposición (más blanda 

o más dura) que nos son permanentes, entre otros síntomas. 

Sin embargo, la diarrea y el vómito se tornan frecuentes, pues el organismo ya no acepta esta sustancia proteica y la expulsa. Cabe destacar que hay casos en los que se produce 

estreñimiento. También se empieza a ver una pérdida frecuente de peso, gases, dolores intestinales, debilidad y falta de energía, y se puede llegar a la anemia y el retraso en el crecimiento. 

Cuando se confirma que se trata de una intolerancia (es decir, que es una condición permanente del paciente) se habla de la enfermedad celiaca, “un síndrome de mal 

absorción causado por un desorden inmunológico, que provoca una inflamación en el intestino delgado”, explica Cleves. 

Cabe decir que la enfermedad es más conocida en Europa, donde afecta en promedio, al 3 por ciento de la población, aunque las estadísticas indican que entre un 10 y un 20 por ciento de quienes la poseen no han recibido un diagnóstico correcto. En el caso de 

Colombia, poco se conoce del síndrome que puede aparecer a cualquier edad, siendo más vulnerables los niños de 6 meses a un año y los adultos jóvenes de 20 a 40 años. 

Los bebés, un grupo de cuidado 

Es posible que si un bebé tiene la enfermedad celiaca esta se detecte, obviamente, después de la introducción de cereales en su dieta, al iniciar la alimentación complementaria. Cuando el pequeño la padece, el gluten daña las vellosidades en el 

intestino delgado, cuya función es absorber los nutrientes de los alimentos. Al suceder esto, el cuerpo no los absorbe y los niños no ganan peso, llevándolos a la desnutrición”. 

Solo un examen de sangre ordenado por el médico, quien tiene la sospecha de la intolerancia que conduce a la enfermedad, puede determinarla. 

Es importante anotar que ciertos alimentos que contienen gluten como el pan, los postres, bizcochos, algunos refrescos y salsas, tienden a generar aumento de peso, por lo que algunos padres seguidores de la moda gluten free deciden que sus hijos no los consuman, para mantener un peso bajo. 

Sin embargo, esta decisión, dicen los expertos, “puede resultar peligrosa”, por lo que advierten que no se debe prescindir de ningún alimento sin antes consultar al especialista, quien determinará si existe una tendencia médica que exija limitar su consumo, y mucho menos hacerlo en los niños que necesitan de nutrientes y están en pleno desarrollo, indica 

Alicia Cleves. 

ASTRID LÓPEZ ARIAS

REDACTORA ‘ABC DEL BEBÉ’ 

Extraído de: http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/salud/dietas-para-ninos/13764920 

CONTACTO

Cra 43A No. 61 sur 152 Bodega 224
Telefono: 448 66 02
E-mail: mercadeo@cajonera.com
Sabaneta, Antioquia - Colombia

SÍGUENOS EN
Facebook Instagram
Campo Nombre completo
Campo Telefono
CAMPO CORREO
Entrada no válida